Atención!

Este Blog, a pesar de tener una finalidad totalmente educativa y moral al nivel más humano posible, contiene material que puede herir la sensibilidad, pero necesario para la comprensión de este Blog: Se trata de fomentar el amor y el respeto hacia nuestros leales y amantes compañeros de viaje.

Busca lo que quieras en este Blog...

Sitios Amigos:


La Burra Lola, la mejor guardería canina de La Rioja

adiestramiento, canino, educacion, comportamiento, peluqueria, servicios, complementarios


Mi Ping en TotalPing.com

Preferencias del Usuario

¿Quieres que todos los enlaces se abran en otra pestaña de tu Navegador para que no pierdas el hilo de lo que estás viendo? En ese caso, marca esta casilla!

Enfermedades oculares frecuentes en perros y gatos

12 nov. 2011

En los últimos 25 años, la oftalmología veterinaria ha evolucionado hacia la especialización y el mejor conocimiento de los diferentes sistemas de nuestras mascotas.

Esta nota pretende acercarte aún más al conocimiento de las enfermedades oculares de perros y gatos muy frecuentes en la clínica, para que puedas detectarlas y prevenir lesiones más severas.

Nuestra práctica nos demuestra que las mascotas empiezan a evidenciar signos de ceguera cuando ya han perdido un 80% de su capacidad visual, y no manifiestan signos tempranos que pueda detectar el propietario para darse cuenta y consultar a tiempo.

Por esta experiencia, y para evitar llegar tarde a un tratamiento adecuado, te sugerimos, ante la menor duda, realizar un control ocular completo.

Muchas de las enfermedades que afectan a los ojos pueden llevar a una irreversible ceguera.



Patologías oculares más frecuentes en perros y gatos:


Conjuntivitis (en perros y gatos):

Es una inflamación o infección de la conjuntiva que produce el enrojecimiento de uno o ambos ojos, y en algunos casos edema. Generalmente está presente una secreción que puede variar desde serosa-transparente, hasta purulenta (color blanco/amarillo o verdosa).

Las causas de conjuntivitis son varias: bacterias, virus, hongos, alergias... También se presenta asociada a ciertas enfermedades como el moquillo canino, complejo respiratorio en los felinos, enfermedades dermatológicas autoinmunes, queratoconjuntivitis seca (ojo seco), y a factores irritativos como los defectos de párpados tan comunes en ciertas razas.


Alteraciones de los párpados en perros y gatos:


Entropión:

Afecta sobre todo a los párpados inferiores. Éstos se doblan hacia adentro, causando una constante irritación, dolor, infección e incluso úlcera de córnea.

Hay razas y sus cruces más predispuestas que otras (Rottweiler, San Bernardo, Cocker Spaniel, Sharpei, Chow Chow, Gran Danés). En la especie felina se presenta con menor frecuencia.


Ectropión:

En estos casos, los párpados están evertidos (hacia afuera) o "caídos", dejando al descubierto un área relativamente grande del globo ocular y expuesta a factores irritantes e infección.


Enfermedades de la córnea en perros y gatos:


Queratoconjuntivitis seca:

Es una de las patologías más frecuentes de la córnea y conjuntiva (ojo seco).

Se produce por una inadecuada producción de lágrimas por parte de las glándulas lagrimales, ya sea por daño en su inervación, por ciertas drogas, por infecciones o por traumas.

Se confunde habitualmente con una conjuntivitis: Los ojos tienen un aspecto pegajoso y con poco brillo debido a la poca lubricación, hay enrojecimiento y se observa en general una secreción amarillenta. A la mascota le duele y sufre de una infección crónica y úlcera de córnea. El Cocker Spaniel (y sus cruces) es la raza que presenta con más frecuencia esta enfermedad. El éxito del tratamiento depende de detectar en forma temprana los síntomas con test específicos y evitar que evolucione hacia una ceguera definitiva.


Úlcera de córnea:

Es otra afección muy frecuente debida a infecciones, agentes traumáticos, cáusticos o asociada a la queratoconjuntivitis seca.


Pannus corneal:

También llamada "enfermedad crónica degenerativa del Ovejero Alemán".

Es una enfermedad degenerativa de la córnea específica del Ovejero Alemán, el Belga y sus cruces. En estas mascotas no sólo la genética juega un rol importante en su presentación, sino que también influyen factores ambientales como el polvo, el polen, la luz solar y otros.

Suele afectar a ambos ojos al mismo tiempo, aunque en diferentes grados: En la etapa inicial sólo hay signos de irritación ocular. En estadíos avanzados, la conjuntiva y la córnea presenta un tejido anormal, generalmente sobreelevado, muy rojo (vascular) y con pigmento marrón en ciertas áreas.

Esta enfermedad requiere de tratamientos específicos de por vida. Cumpliendo con las indicaciones se logra una remisión de síntomas, de casi el 90 %. Si no se detecta a tiempo, la respuesta terapéutica es menor y existe el riesgo de ceguera irreversible.


Glaucoma en perros y gatos:

El glaucoma es el aumento de la presión intraocular, lo que produce rápidamente una degeneración del nervio óptico y la retina. Es una de las causas más comunes de ceguera irreversible en caninos adultos.

Hay una forma de glaucoma que se llama primario, que es a menudo hereditario y afecta los dos ojos. Las razas más predispuestas a presentar esta enfermedad son el Pekinés, Siberian Husky, Cocker Spaniel, Beagle, Shar Pei y todos sus cruces.

La otra presentación es el glaucoma secundario, producido por inflamaciones y/o infecciones de la órbita, traumatismos, luxación de cristalino, tumores, etc. En general se manifiesta por una disminución brusca de la visión, dolor agudo y enrojecimiento del ojo, confundiéndose en la etapa inicial con una conjuntivitis.

En los casos crónicos se produce un agrandamiento del globo ocular, con cambios degenerativos severos en retina y el nervio óptico. El tratamiento deberá iniciarse rápidamente para evitar la ceguera permanente.


Cataratas en perros y gatos:

La catarata es una opacidad que se produce en una pequeña estructura transparente que está en el interior del globo ocular (cristalino).

Afecta a uno o a ambos ojos, y tiene diferentes grados. Pueden estar presentes desde el nacimiento (cataratas congénitas) o aparecer en animales jóvenes entre los 2 y 4 años (cataratas juveniles). Estas últimas son las más comunes, y con frecuencia de origen hereditario. Las principales razas que presentan cataratas de transmisión hereditaria son el Caniche, Viejo Pastor Inglés, Bichon Frise, Cocker Spaniel, Labrador, West Highland Terrier, Yorkshire Terrier, Fox Terrier y sus cruces.

Otras cataratas de relativa frecuencia son las que se producen en la diabetes, las de origen traumático, inflamatorias y tóxicas. Por último están las cataratas seniles, que se observan a partir de los seis años de edad y producen pérdida paulatina de la visión.


Atrofia progresiva de retina en perros y gatos:

La atrofia progresiva de retina en perros y gatos es una enfermedad degenerativa de las células visuales de la retina, que lleva finalmente a una ceguera irreversible.

Es hereditaria y las razas más afectadas son el Akita, Golden Retriever, Cocker Spaniel, Airedale Terrier, Caniche, Setter Irlandés, Labrador y sus cruces.

El primer signo de alerta es una disminución de la visión, generalmente en lugares de poca luz o durante la noche. El diagnóstico se realiza con un completo examen del fondo ocular.


Si se detectan las enfermedades oculares de perros y gatos a tiempo, podrán ser tratados más eficazmente permitiéndole disfrutar de una vida con la mejor calidad posible.

Comparte esta entrada

votar

0 comentarios:

Entradas Relacionadas, Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.